EL AMOR

por originalthinks

Tantas veces, hemos tenido como protagonista de nuestros sentimientos más profundos, el amor hacia una única persona, que cuando desaparece, nuestro mundo se desmorona por completo.

Mi deseo en la parcela del amor, o lo que ello significa, tiene como protagonista una dimensión algo más amplia que dedicarle amor a una sola persona. Yo amo cada sonrisa de complicidad que veo en las personas por la calle, me hace vibrar de felicidad cuando dos personas se abrazan y se besan con total libertad y profundidad. Si cada instante significativo de amor que veo por las calles, pudiera contenerse en las lágrimas de felicidad que brotan de mis ojos, los países bajos parecerían Venecia, y Venecia la atlántida.

Un hij@ y su madre o su padre, un abuel@ y sus sobrin@s, los amig@s, las parejas que viven con tanta intensidad sus momentos de felicidad y Teresa de Calcuta, son mis preferidos. Y hablando de Teresa de Calcuta, si os fijáis en su sonrisa, es amplia, profunda, sincera, es real, es más allá de un amor incondicional hacia la humanidad. Es un ejemplo a seguir, somos todos, y uno somos todos. ¿Cuántas más personas tendrán que aparecer en la escena pública para hacernos reflexionar sobre el amor, el cariño perpetuo, la incansable gasolina que nos brinda la juventud, esa oportunidad de nuestras vidas, para vivir intensamente cada momento?. Debemos fijarnos en todos estos ejemplos.

¿Mi cometido? ahora empiezo a comprender que todos estamos aquí para lo mismo. Cuando escribía que siento amor y emoción al ver la felicidad reflejada en una sonrisa, un beso o un abrazo, me refiero a esa libertad que nos otorga Dios, la naturaleza, el éter, el cosmos, llámalo como quieras, pero eso que aún no podemos explicar, es el culpable de nuestra plena libertad.

Cuando vemos episodios de violencia, tristeza, sucesos que nos llevan al otro lado de la balanza de la oscuridad,  estamos viendo in situ, la obra de los que nunca querrán que seamos felices, y por tanto, los que coaccionan nuestras libertades más naturales y espirituales por y para el otro. Piensen cómo han llegado a tener miedo de algo, piensen por qué toma una actitud desagradable para con el otro.

Todos escriben canciones de amor, muchos dedican horas, días, años para escribir un abultado libro que habla sobre el amor, pero ninguno de con la clave, ninguno mezcla el cosmos con la realidad del presente y nuestro libre albedrío. Se limitan a situaciones cotidianas que ya todos conocemos sin aportarnos ninguna otra riqueza que haga cambiar la actitud de los encaramados en la red oscura de la balanza.

Si anoche me emocionaba al ver bailar con tanto entusiasmo y amor hacia ella misma, a una despampanante morenaza de ojos almendrados, pelo largo liso y vestido ceñido al cuerpo, que parecía una preciosa meseta ibérica, no era deseo lo que me conmovió, sino, su ensimismamiento y amor hacia ella misma, íntegro.

Yo soy feliz si tú eres feliz

la sonrisa es una de las armas más mortíferas para terminar con la negatividad. Si sonríes, te sonríen.

 fijaos qué sonrisa más llena de amor

Anuncios