MARIO MORENO CANTINFLAS

por originalthinks

Le tengo que dar las gracias a un buen amigo de bachillerato, que al vernos por la calle, me hizo un simpático recordatorio de mi pasado más humano. Y es que resulta, que me llamó Cantinflas. Como el famoso actor cómico mexicano. Por tanto, cuando estaba en clase, el primer día, algunos profesores, muy graciosos ellos, expresaban: “vaya, si tenemos aquí un Cantinflas!” o “anda, ya tenemos al graciosillo de la clase”. A lo que irremediablemente, respondía: “Sí, menuda novedad” o “todavía no lo sabes bien”. Respuesta inesperada y confusa para el líder de la manada, para el profesor que tiene que demostrar desde el primer día, quien manda. Por lo que, normalmente, una irónica y escueta sonrisa, era dibujada en la cara del susodicho. También tengo que admitir, que siempre me he terminado llevando bien con los profesor@s.
Pues eso, que anoche mi colega “manué”, me llamó de nuevo “cantinflas”, y me hizo sentir un niño. Lo curioso es, que ahora estaba navegando por la red, y sin querer me he encontrado con este discurso, que tiene muchísima relación con lo que se trata en este blog.
Fijáos en un detalle. Han pasado 40 años desde entonces, y los problemas de la humanidad siguen siendo los mismos. ¿Hasta cuándo seremos sus esclavos? ¿hasta cuando dejaremos que nos manipulen?. Bueno, voy a responder, ya que estamos: Pues muy sencillo. Hasta que no nos miremos adentro nuestro, y seamos conscientes de la prisión en la que estamos siendo sometidos. Desde luego, tenemos otras pequeñas prisiones, como la dependencia del comer, el follar y el cagar. Pero son simplezas que nada tienen que ver con la generación de guerras, y la aplicación de tasas e intereses, que esclavizan al ser humano en todas y cada una de sus tareas a realizar. Son el yugo que todavía muchos aprueban como algo bueno. Pero todo llegará. Confío plenamente, que el tiempo nos dará la razón, como también se la darán a nuestro buen amigo Nikola Tesla. 
Como véis, los grandes personajes, van desapareciendo con el tiempo, pero su obra y gracia perdura. ¿Seremos capaces de hacer lo mismo?:

Puedes seguir creyendo que ellos harán algo por nosotros, o puedes empezar a actuar, informarte, y comprender que eres un ser humano libre (dentro de las posibilidades que nuestra propia materia, nos permite. Ya sabéis, el cagar, mear etc etc etc)
Anuncios